Tuesday, 31 March 2015

Prácticas: Conclusión

Final de las Prácticas en el Instituto.

Aunque las clases ya habían terminado, fui un último día al Instituto, que estaba dedicado a que los alumnos de ESO participaran en talleres de distintas asignaturas, que habíamos montado los alumnos de prácticas. Mi compañera y yo montamos una gymkhana de Matemáticas, con 5 pruebas relacionadas con distintas áreas (cálculo mental, geometría, divisibilidad, lógica y razonamiento espacial) que requerían que cada equipo se moviese por todo el Instituto. Si resolvían las pruebas tenían premio y además pasaban a un taller de manualidades de geometría que impartía mi compañera. Al final participaron 9 grupos de alumnos, principalmente de 1º y 3º de ESO (no es coincidencia que fueran los grupos con los que tuvimos más contacto) y 7 de ellos superaron las pruebas. La impresión es que se lo pasaron bien, así que creo que fue un éxito. 

Tras esto, estuve mirando los talleres de otras asignaturas, y el tiempo que quedó lo pasé hablando y despidiendome de los alumnos. No se si he logrado tener algún efecto positivo a nivel académico en ellos, pero al menos a nivel personal se que sí que he causado una buena impresión personal, y eso ya es algo.


Reflexiones generales:

Primero, creo que la idea de hacer prácticas en un Instituto no sólo es una buena idea, es esencial para la formación de futuros profesores, y estos meses han reforzado mucho esa creencia. Incluso si tienes experiencia como profesor particular o en una academia, ser profesor en un instituto es un concepto distinto que requiere más habilidades, y es necesario practicarlo antes (más aún si realmente no se tiene experiencia enseñando, o hablando en público, o tratando con adolescentes, en absoluto). Es más, creo que el periodo de prácticas debería incluso ampliarse, como puede hacerse en otros trabajos como la medicina. (Igualmente, lamento mucho otras universidades donde el período es menor, y agradezco que no sea como en el CAP donde era ridículamente pequeño)

Segundo, esta fue mi primera experiencia en un Instituto, y ha sido positiva. Hay algunas diferencias con un colegio privado, como el absentismo mucho mayor y un nivel más bajo de notas. Pero también he notado más cercanía entre alumnos y profesores y más flexibilidad en algunos aspectos. En general, estoy muy satisfecho con el centro, y creo que funciona bien tanto a nivel académico como de dirección. (Eso no significa que todos los profesores sean buenos, pero es lo que pasa cuando evaluas la admisión a los puestos por conocimientos y no por aptitud y actitud real a la hora de enseñar) 

Tercero, el tratamiento de los alumnos de prácticas ha sido muy bueno. Nos han dado muchas facilidades y no nos han puesto inconvenientes, y nos han dado flexibilidad de sobra. Han ofrecido muchas experiencias dificiles de conseguir de otra manera, con capacidad para hacer bastante lo que hemos querido según nuestros intereses. 

Cuarto, lamento algunas cosas que no han podido ser. No haber tenido alumnos de 2º de ESO o Bachiller, porque mi tutora no tenía de ninguno de los dos, por ejemplo. No haberme dado cuenta antes de lo satisfactorio que era 1º de ESO (originalmente planeaba evitar esas clases por ser demasiado pequeños, pero al final acabó gustandome mucho). Y haber elegido 3º B en vez de 3ºA por cuestión de horarios, cuando A quedó claro que era una clase mucho más receptiva tanto a nivel académico como a nivel personal. Por otro lado, la experiencia de dar clase a un alumnado tan difícil como el de B tuvo un aspecto positivo, pues aprendí cosas que no habría aprendido de otra manera.

Por último, a nivel personal, ha sido una experiencia absolutamente gratificante. Siempre me ha gustado enseñar y tratar con adolescentes, y en estas semanas me ha quedado claro que dedicarme a esto sería muy bueno para mí. A nivel de enseñanza académica, que ya tenía experiencia, creo que lo he hecho suficientemente bien, aunque siempre me queda espacio para mejorar. A nivel de preparación de clases creo que lo he hecho bastante bien, teniendo un guión claro de lo que iba a hacer, y sabiendo mezclar distintos tipos de actividades. En cuanto a dar las clases en sí, como primer intento creo que no ha ido mal, y he ido aprendiendo y mejorando sobre la marcha, y creo que lo iré haciendo cada vez mejor conforme coja experiencia. Por último, creo que mi relación con los alumnos ha sido muy buena y he sabido motivar a muchos, al menos entre los estudiantes buenos y los medios. Entre los malos estudiantes y los de mala conducta, al menos creo que he aprendido a manejarlos para que no interrumpieran el ritmo de las clases. Aunque definitivamente tengo que mejorar en el aspecto de mantener la disciplina y de ejercer mayor autoridad, por otro lado creo que tengo una buena actitud y capacidad de manejarme con los alumnos, lo que espero que compense de sobra.

Ahora sólo falta ser capaz de demostrar todo eso en una oposición o entrevista de trabajo. Personalmente, sería una lástima que un puesto fuera a alguien que no está interesado en que los alumnos aprendan o en lo que les pase, sólo porque son mejores en un test estandarizado o siguiendo unas pautas predefinidas de una prueba de acceso.

Monday, 30 March 2015

Semana del 23 de Marzo de 2015

Novena Semana de Prácticas.

Esta fue la última semana de clases (y la última semana completa del trimestre para los alumnos) así que había una gran sensación de final. 

Primero, terminé las clases de 3º de ESO. Me entregaron un ejercicio para nota sobre funciones lineales, que pese a ser más difícil que el anterior, tuvo mejores resultados. Lo entregó menos gente, pero al menos logré que entregaran alumnos que la anterior vez no lo hicieron. Tuve una clase de dudas, donde preguntaron unas cuantas, y dije básicamente lo que iba a preguntar en el examen y como hacerlo. No sirvió de nada, porque el examen fue un absoluto desastre. Pese a que era fácil y las preguntas eran todas muy básicas (se podía sacar un 5 sin hacer prácticamente ni un solo cálculo), sólo aprobó un alumno (aunque curiosamente, con un sobresaliente, tuvo el doble de nota que la segunda mejor nota). Algunos alumnos no vinieron al examen, otros apenas intentaron nada en el examen (y a uno de ellos, que jamás ha trabajado lo más mínimo, tuve que expulsarle por mala conducta) y otros, por lo que intentaron, no habían entendido nada pese a la de veces que he explicado las cosas e incluso los ejercicios que han hecho. Al día siguiente, en la corrección del examen y última clase, incluso les di la oportunidad de volver a hacer los ejercicios para subir nota, pero nadie salió voluntario. Así que fue algo frustrante y desmoralizante. De todas maneras, comprobando luego las notas globales, los resultados de mi examen concordaban con los de examenes anteriores, así que no fue culpa mía. Al menos gracias a la nota de clase aprobaron 4 más, y en general, las notas de clase fueron iguales o superiores a las que sacan con mi tutora, y parecen haber trabajado más y haber faltado menos a clase. Así que parece que he tenido un ligero efecto positivo, de alguna manera.

Segundo, asistí a una reunión de evalución. Por conveniencia de horario, fue la de 4º de ESO, aunque había muchos alumnos que no conocía por ser de otras modalidades a las que no daba clase. Me asombró la alta proporción de alumnos con suspensos múltiples respecto a los que suspenden poco o nada. Pero también me llevé una buena impresión de como los profesores intentaban tomar decisiones para orientar a los alumnos en el futuro, sobre todo en un curso donde se tienen que tomar decisiones importantes al terminar como es ese.

Hablando de evaluaciones, los alumnos de 1º de ESO tuvieron el examen del tema que dieron conmigo, Fracciones, y les fue muy bien. Prácticamente todas las alumnas con las que interactué y ayudé durante las prácticas aprobaron y sacaron mayor nota que de costumbre, así que me siento orgulloso. Por otro lado, algunos alumnos de 1º de Bachiller tuvieron una segunda recuperación del tema de Geometría, y pese a que el examen era mucho más fácil que el anterior, sólo aprobaron la mitad. La explicación es que aunque claramente estudiaron, no entendían en absoluto los conceptos básicos, y eso en algunas áreas de Matemáticas hace imposible conseguir nada. Ojalá los alumnos se dieran cuenta de eso, e intentaran entender las cosas, porque aparte de dar mejores resultados, facilita las cosas. Pero creo que para eso habría que cambiar la manera de explicar y enfocar las Matemáticas, y no parece haber disposición.

También asistí a una última clase de la otra sección de 3º, la que daba mi compañera. Me arrepiento de no haber asistido a más clases de ese grupo, pues es completamente opuesto al mío, mucho más interesados e implicados en la clase. Como ya se habían examinado, mi compañera propuso dedicar la clase a juegos matemáticos, lo cual es una idea maravillosa si hay tiempo, pues permite hacer más divertida una asignatura tradicionalmente espantosa. Fue una experiencia muy buena.


Esta semana hice también mis últimas guardias. Como había más profesores ausentes que de costumbre, en todas vigilé clases llenas de alumnos, generalmente de los menores. Me sirvió como buena experiencia para aprender a mantener algo de disciplina en un aula (o darme cuenta de mi falta de capacidad para ello)

Por último, después de las últimas clases y algunas despedidas, el viernes fui de monitor a una excursión a Orihuela de 4º de ESO y 1º de Bachiller, que organizaban los departamentos de Matemáticas y Literatura, aprovechando que ya se han puesto las notas y el trimestre está a punto de terminar. Poco que decir de esto como docente (aparte de que apruebo estas salidas completamente, y que la parte de ciencias fue bastante interesante incluso para los alumnos, no así la de Literatura) aunque me gustó para completar la experiencia como profesor de instituto.

Wednesday, 18 March 2015

Semana del 16 de Marzo de 2015

Octava semana de prácticas.

Esta es ya la penúltima semana de prácticas en el Instituto, y se va notando ya el ambiente de fin de que se acerca el final. Esta semana se ha visto marcada por ser muy corta (debido al puente del Día del Padre), por no tener actividades extraescolares (cosa que agradezco, por otro lado) y por la abundancia de examenes y sus preparativos (no sólo queda una semana para la evaluación, varias de las clases que me tocan han tenido que adelantar los examenes a esta semana porque algunas alumnas se van de viaje de intercambio la semana que viene)

En la clase que estoy impartiendo de 3º, el examen no será hasta la próxima semana, así que ésta hemos terminado el temario que me correspondía y sobre todo hemos hecho ejercicios. La clase cada vez es más difícil de controlar, no se si por la cercanía al fin de trimestre o por algo que he hecho. En cualquier caso, si que parece que muchos se están enterando de los conceptos básicos, poco a poco, y están trabajando al menos un poco. Menos de lo que deberían y lo que querría, pero algo es algo, sobre todo porque he conseguido que trabajen al menos un par de alumnos que previamente no lo hacían.

Fui a ver una clase de mi compañera en la otra sección de 3º, que era la última antes del examen. Los alumnos se comportaban algo mejor que en la mia, pero también parecían atender menos a la clase. Fui a varias clases de 1º de ESO, que aún no tienen examen, pero la dinámica en ese curso es tan distinta que parece un mundo aparte. Al menos no hay nadie completamente resignado a no aprobar porque no entienden nada ni esperan hacerlo, que parece ser común en cursos superiores por lo que he hablado con ellos.

En 4º de ESO vigilé un examen, y por lo general los resultados fueron buenos. Tuve la suerte de que los alumnos de la otra modalidad de Matemáticas de 4º vinieron a hacer su examen a la vez, y pude ver un poco como es la otra modalidad. Era claramente más fácil, pero aún así hicieron más bien poco. Supongo que estaban bastante menos motivados, por la impresión que me dio.

Por último, en 1º de Bachiller hicieron dos examenes de recuperación. En de Trigonometría y Complejos los resultados mejoraron claramente respecto al anterior, parece que habían captado suficientes conceptos básicos, y hubo bastantes aprobados entre los que se esforzaron un poco. En el de Geometría, sin embargo, los resultados siguieron siendo muy malos. Por un lado, entiendo que es una parte y un examen difícil, pero por otro lado, siguen sin entender muchas de las ideas básicas. Espero que puedan compensar esa parte de algún modo, porque si que he visto que la mayoria se esfuerzan en trabajar la materia.

Veremos que pasa la semana que viene con el examen de mi grupo.

Thursday, 12 March 2015

Semana de 9 de Marzo de 2015

Séptima Semana de Prácticas.

Esta semana he continuado impartiendo clase a 3º de ESO. La mayoría de alumnos (aunque curiosamente, ninguna alumna) hicieron el ejercicio que les había mandado para entregar, aunque con un día de extensión. Los resultados variaron, aunque parece que al menos se han enterado de algunas cosas. He terminado de explicar las funciones lineales, con lo que casi he terminado el temario que me corresponde. El primer día de la semana, como la clase es al mediodía, fue bastante difícil, ya que costaba mucho que los alumnos se concentrasen y no molestaran a los compañeros. El resto de días fue posible conseguir que hicieran ejercicios y ayudaran con las explicaciones en la pizarra con incidencias mínimas. Sigue siendo difícil que retengan o estudien los conceptos básicos necesarios, pero algunos si lo consiguen con una mínima ayuda. Y algunos alumnos que nunca participaban en clase ahora lo hacen, lo que es una mejora. Veremos si eso se traduce en un resultado decente en la evalución.

La novedad esta semana ha sido empezar a preparar los talleres que tendremos que realizar a final de trimestre. Cada grupo de alumnos de prácticas tenemos que realizar un taller o actividad relacionado con nuestra asignatura para que puedan participar los alumnos de la ESO el último día de clase. Tras una charla de la Coordinadora de Prácticas al respecto, mi compañera y yo empezamos a trabajar, y decidimos hacer una gymkhana donde las pruebas requieren usar distintos conceptos y habilidades matemáticos. Tras unas horas de trabajo, decidimos todos los detalles y preparamos la ficha para la Coordinadora. Ahora está por ver si le resulta interesante a los alumnos.

La reunión que tocó esta semana fue del Claustro. Aunque las decisiones no nos afectan ni participamos, al menos los temas y preguntas que se trataban si que afectaban al funcionamiento del centro, y si que es interesante ver como funciona algo que afecta a todos los profesores. 

Por lo demás, las guardias esta semana fueron excesivamente tranquilas. Y las clases a las que he asistido son cada vez más gratificantes, puesto que ya tengo más confianza con los alumnos y ellos conmigo, y me preguntan más dudas y puedo ayudarles con los ejercicios y las clases. Es una lástima que eso no ocurriera antes o no tengamos más tiempo.

Thursday, 5 March 2015

Semana del 2 de Marzo de 2015

Sexta semana de Prácticas.

Esta semana continué impartiendo la Unidad Didáctica a 3º de ESO. En las dos primeras sesiones terminé la primera parte, que consistía en explicar las propiedades básicas de las funciones. Voy algo más lento de lo que planeaba, pero de momento no es grave. La mayoría de alumnos no hacen los deberes que mando de un día para otro, ni siquiera cuando tienen el fin de semana entero para hacerlos. Sin embargo, cuando les hago salir a hacer esos ejercicios u otros en clase, si que son capaces de realizarlos, así que parece que la mayoría si que han entendido los conceptos. He logrado que todos los alumnos participen al menos una vez, con buenos resultados en casi todos los casos. En la última sesión de la semana les volví a insistir en que tomaran apuntes, porque más adelante revisaré lo que tengan en la libreta y les puntuará para nota. Y para promover que trabajen algo y asegurarme de que han entendido lo visto hasta ahora, les mandé un ejercicio para entregar para la próxima semana. Veremos que tal. Para terminar con esto, en esta última sesión ya empecé la segunda mitad, explicando ya propiedades de las funciones lineales, esta vez ya sin ayuda del proyector. Es menos vistoso así, pero más ágil en algunos sentidos.

En otros apartados, esta semana hubo ración doble de charlas. Primero la última de las charlas específicas para los alumnos del Prácticum, que la daba el Coordinador de PT. Realmente, de esa parte dijo poco, y se centró sobre todo en innovación docente. Así que, en general, no hizo más que repetir cosas que ya había oido en las clases del Master. Por otro lado, mis compañeras no parecen muy convencidas de nada de lo que nos dijeron. Entre eso y algunas actitudes que oigo de vez en cuando, me desespero al ver que la siguiente generación de profesores parece más interesada en hacer lo mismo de siempre para ganar dinero de la manera menos complicada posible, que en realmente ayudar a aprender a los alumnos.

La otra charla fue asistir a una reunión de la Comisión de Coordinación Pedagógica. Y aunque entiendo que tengamos que asistir a reuniones de los distintos órganos de un instituto para familiarizarnos con ellos por si algún día estamos en la situación de pertenecer a uno, no me pareció una buena experiencia. Primero, porque es frustrante ir a una reunión donde se toman decisiones en las que ni puedes participar, ni te van a afectar. Y segundo y más importante, porque está reunión en concreto consistía enteramente en una presentación comercial, de un representante de libros de texto electrónicos. Dejando aparte las ventajas y desventajas posibles del formato (y realmente, si se usa igual que los libros de texto de papel, no se mejora casi nada), encuentro despreciable que me intenten vender cosas que no he pedido, especialmente en un contexto educativo y cuando se usa demagogia como hacía el vendedor. 

Cambiando de tema, esta semana hice más guardias que otras semanas. Una parte la pasé vigilando a clases de 2º y 3º de ESO que no tenían profesor, y por lo general nadie aprovechaba el tiempo. La excepción fue otra guardia, donde una alumna de 4º me pidió que le explicara un tema de Matemáticas para un examen. La lástima es que no dio tiempo a mucho, entre otras cosas porque la Biblioteca se vio invadida por un grupo de alumnos de 6º de EP que venían de visita al Instituto.

Por último, las clases a las que asistí de los demás cursos transcurrieron con normalidad. En 1º de Bachiller se supone que están tratando de arreglar el desastre del último examen, aunque no tengo muy claro que vayan a cambiar algo, especialmente porque han empezado un tema nuevo, Funciones, cuando aún arrastran los dos anteriores. Y las clases de 1º y 4º de ESO (que van, respectivamente, por Fracciones y Geometría) continuan siendo las más gratificantes, y es una lástima que sólo tenga una hora a la semana con cada una, por como está puesto mi horario.