Monday, 30 March 2015

Semana del 23 de Marzo de 2015

Novena Semana de Prácticas.

Esta fue la última semana de clases (y la última semana completa del trimestre para los alumnos) así que había una gran sensación de final. 

Primero, terminé las clases de 3º de ESO. Me entregaron un ejercicio para nota sobre funciones lineales, que pese a ser más difícil que el anterior, tuvo mejores resultados. Lo entregó menos gente, pero al menos logré que entregaran alumnos que la anterior vez no lo hicieron. Tuve una clase de dudas, donde preguntaron unas cuantas, y dije básicamente lo que iba a preguntar en el examen y como hacerlo. No sirvió de nada, porque el examen fue un absoluto desastre. Pese a que era fácil y las preguntas eran todas muy básicas (se podía sacar un 5 sin hacer prácticamente ni un solo cálculo), sólo aprobó un alumno (aunque curiosamente, con un sobresaliente, tuvo el doble de nota que la segunda mejor nota). Algunos alumnos no vinieron al examen, otros apenas intentaron nada en el examen (y a uno de ellos, que jamás ha trabajado lo más mínimo, tuve que expulsarle por mala conducta) y otros, por lo que intentaron, no habían entendido nada pese a la de veces que he explicado las cosas e incluso los ejercicios que han hecho. Al día siguiente, en la corrección del examen y última clase, incluso les di la oportunidad de volver a hacer los ejercicios para subir nota, pero nadie salió voluntario. Así que fue algo frustrante y desmoralizante. De todas maneras, comprobando luego las notas globales, los resultados de mi examen concordaban con los de examenes anteriores, así que no fue culpa mía. Al menos gracias a la nota de clase aprobaron 4 más, y en general, las notas de clase fueron iguales o superiores a las que sacan con mi tutora, y parecen haber trabajado más y haber faltado menos a clase. Así que parece que he tenido un ligero efecto positivo, de alguna manera.

Segundo, asistí a una reunión de evalución. Por conveniencia de horario, fue la de 4º de ESO, aunque había muchos alumnos que no conocía por ser de otras modalidades a las que no daba clase. Me asombró la alta proporción de alumnos con suspensos múltiples respecto a los que suspenden poco o nada. Pero también me llevé una buena impresión de como los profesores intentaban tomar decisiones para orientar a los alumnos en el futuro, sobre todo en un curso donde se tienen que tomar decisiones importantes al terminar como es ese.

Hablando de evaluaciones, los alumnos de 1º de ESO tuvieron el examen del tema que dieron conmigo, Fracciones, y les fue muy bien. Prácticamente todas las alumnas con las que interactué y ayudé durante las prácticas aprobaron y sacaron mayor nota que de costumbre, así que me siento orgulloso. Por otro lado, algunos alumnos de 1º de Bachiller tuvieron una segunda recuperación del tema de Geometría, y pese a que el examen era mucho más fácil que el anterior, sólo aprobaron la mitad. La explicación es que aunque claramente estudiaron, no entendían en absoluto los conceptos básicos, y eso en algunas áreas de Matemáticas hace imposible conseguir nada. Ojalá los alumnos se dieran cuenta de eso, e intentaran entender las cosas, porque aparte de dar mejores resultados, facilita las cosas. Pero creo que para eso habría que cambiar la manera de explicar y enfocar las Matemáticas, y no parece haber disposición.

También asistí a una última clase de la otra sección de 3º, la que daba mi compañera. Me arrepiento de no haber asistido a más clases de ese grupo, pues es completamente opuesto al mío, mucho más interesados e implicados en la clase. Como ya se habían examinado, mi compañera propuso dedicar la clase a juegos matemáticos, lo cual es una idea maravillosa si hay tiempo, pues permite hacer más divertida una asignatura tradicionalmente espantosa. Fue una experiencia muy buena.


Esta semana hice también mis últimas guardias. Como había más profesores ausentes que de costumbre, en todas vigilé clases llenas de alumnos, generalmente de los menores. Me sirvió como buena experiencia para aprender a mantener algo de disciplina en un aula (o darme cuenta de mi falta de capacidad para ello)

Por último, después de las últimas clases y algunas despedidas, el viernes fui de monitor a una excursión a Orihuela de 4º de ESO y 1º de Bachiller, que organizaban los departamentos de Matemáticas y Literatura, aprovechando que ya se han puesto las notas y el trimestre está a punto de terminar. Poco que decir de esto como docente (aparte de que apruebo estas salidas completamente, y que la parte de ciencias fue bastante interesante incluso para los alumnos, no así la de Literatura) aunque me gustó para completar la experiencia como profesor de instituto.

No comments:

Post a Comment